Casi nada es lo que parece

Casi nada es lo que parece.

Sufrimos un exceso de información y de publicidad engañosa, que nos aturde y no nos deja ver claro que elegir

Casi siempre el producto que mas publicidad necesita, no es el mejor.

Cuando respiras correctamente, tu intuición, tu instinto y tu percepción, se disparan, ayudandote a elegir lo que mas necesitas y mejor se adapta a tus necesidades.