La contaminación

La contaminación lumínica, acustica, medioambieltal, que sufrimos en las ciudades de todo el mundo, nos provoca estrés y ansiedad, alterando nuestro sistema nervioso central y provocandonos malas decisiones de todo tipo.

Respirar correctamente, relaja el sistema nervioso central, revirtiendo estos síntomas, nos calma y nos equilibra, para poder tomar decisiones correctas incluso en ambientes adversos.